Sobre el Sacramento del Matrimonio

La Sagrada Escritura comienza con la creación y la unión del hombre y la mujer y termina con “las bodas del Cordero” (Ap 19,7.9). La Escritura se refiere con frecuencia al matrimonio, a su origen y finalidad, al sentido que Dios le dio y a su renovación en la alianza hecha por Jesús con su Iglesia. El hombre y la mujer fueron creados el uno para el otro.

Por su matrimonio, la pareja es testigo del amor esponsal de Cristo por la Iglesia. Una de las bendiciones nupciales en la celebración litúrgica del matrimonio se refiere a esto al decir: “Padre, has hecho de la unión del hombre y la mujer un misterio tan santo que simboliza el matrimonio de Cristo y su Iglesia”. 

El sacramento del matrimonio es una alianza, que es más que un contrato. La alianza expresa siempre una relación entre personas. La alianza matrimonial se refiere a la relación entre los esposos, una unión permanente de personas capaces de conocerse y amarse mutuamente y a Dios. La celebración del matrimonio es también un acto litúrgico, que se celebra apropiadamente en una liturgia pública en la iglesia. Se insta a los católicos a celebrar su matrimonio dentro de la Liturgia Eucarística.


Matrimonio

La Biblia describe el plan de Dios para el matrimonio como una gracia para una vida feliz y signo del amor fiel y fructífero de Cristo por su Esposa, la Iglesia. En Loretto nos entusiasma que crezcas en este amor y comprensión.

Esta es una de las temporadas más emocionantes (y agitadas) de su vida. Déjanos ayudarte a prepararte para algo más que el día de la boda.

Por favor, haga clic en el siguiente enlace para solicitar información sobre una boda en Loretto.