Jesús les dijo: “En verdad, en verdad os digo que si no coméis la carne del Hijo del Hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida.El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él.”

Juan 6:53-56

La Eucaristía nos une más a Cristo

¿Qué significa estar más unidos a Jesús? En primer lugar, significa que nos sentamos junto a los apóstoles originales y participamos de la misma comida recibida en la Última Cena. En segundo lugar, nos volvemos más fuertes en nuestra resistencia contra las tentaciones del diablo; decir “no” al pecado se vuelve mucho más fácil. Además, hay una gracia especial que recibimos por medio de la Eucaristía; una cierta sensibilidad, si se quiere, a las urgencias del Espíritu Santo que nos orienta hacia la vocación de nuestra vida y a los mismos anhelos del corazón de Jesús.


Misa Diaria

Únase a los fieles de Loretto que encuentran fuerza y conexión diaria a través de la eucaristía.